El proceso de nixtamalización, clave para unas deliciosas tortillas

Actualizado: abr 3



Cuando llega el momento de disfrutar de una deliciosa comida en una taquería en Madrid te centras en disfrutarla, pero poco piensas en la cantidad de procedimientos previos que lleva. Sí puedes pensar cómo se elaboran las riquísimas enchiladas o los deliciosos tamales, pero no en lo que se ha hecho previamente. El proceso de nixtamalización es uno de los imprescindibles para que las tortillas sepan tan buenas.


La base de la gastronomía latina

El post de hoy quiere que conozcas más a fondo los secretos de nuestra gastronomía. Por eso vamos a hablarte de este tratamiento que transforma el maíz para hacerlo protagonista de algunas de las recetas más impresionantes de América Latina.


La nixtamalización tiene por objetivo obtener el nixtamal, a partir del que se elaborará la masa para diferentes elaboraciones. Se consigue cociendo el maíz con agua y cal viva dejando que llegue prácticamentea ebullición. Después se deja reposar consiguiendo diversos cambios químicos en los granos de maíz. Ahora es cuando ya se puede usar para crear nuestras masas.

Además de hacer más maleable los granos lo que se consigue con esta técnica es implementar el valor nutricional del maízy permitir que nuestro organismo los absorba mejor. Hay que tener en cuenta que la nixtamalización es un procedimiento tradicional que, en las elaboraciones industriales, se ha perdido.


Proceso milenario

La nixtamalización se realiza desde hace siglos, casi tanto como el tiempo que se llevan consumiendo tortillas en México. El procedimiento se ha perfeccionado hasta conseguir una masa que se puede manejar fácilmente y aporta valores nutricionales al maíz.


Tal es la importancia del proceso que se ha extendido a todo el mundo para preparar diversos tipos de elaboraciones gastronómicas. De hecho, no se aplica solo al maíz, sino también a otros alimentos como la papaya, la pera o las habas.


Todo el maíz que se usa en las deliciosas elaboraciones de la carta de Cantina Roo ha sido nixtamalizado, molido y manipulado artesanalmente y a diario por nosotros mismos. Del mismo modo que se viene haciendo en México desde hace siglos.

6 vistas

Calle López de Hoyos. nº13

28006 Madrid.